¿Uñas de gel o acrílicas? Claves para decidirte

Llevar uñas de gel o acrílicas es una manera de lucir unas manos perfectas por más tiempo, y eso siempre da una buena impresión, especialmente cuando trabajamos de cara al público o si simplemente prestamos mucha atención a nuestra imagen

. Muchas mujeres empiezan a lucirlas en una ocasión especial, como una boda o una cena de navidad. Pero antes han tenido que decidirse por una cuestión fundamental: ¿cuál de las dos opciones elegir, uñas de gel o acrílicas? A continuación te damos información para decidirte.

Características del acrílico

A menudo se le confunde con la porcelana, porque el material y la forma de aplicación y de secado son parecidos. Sin embargo la porcelana cada vez se usa menos en manicuras, ya que es cara y la fibra de vidrio con la que se esculpen las uñas es más frágil que el polímero que se aplica en las uñas acrílicas.

Para lograr este tipo de uñas es necesario combinar un líquido especial con polímero en polvo (ambos, tipos de plásticos), extenderlo sobre la base de la uña y, si es necesario, sobre la extensión (también llamada ‘tip’). Esta capa se adhiere a la uña como una capa de la uña natural, que se seca al aire, y luego se lima para que quede lo más fina y lisa posible. Su popularidad ha ido en aumento en los últimos años por su dureza y su apariencia cada vez más parecida a la uña natural.

Características del gel

Las uñas de gel no tienen la dureza de las uñas acrílicas, pero tienen un aspecto más natural. Esto ha hecho que se hayan popularizado, a pesar de que han tardado en generalizarse en los centros de belleza porque el sistema de aplicación que requieren es bastante caro. Hoy en día este tratamiento lo ofrecen la mayoría de salones.

Para esculpir las uñas de gel se recorta la uña natural al ras y se aplica primero una capa de resina u otro material fino que sirva de base para aplicar después la uña de gel. Las uñas se exponen a luz ultravioleta, que hace que la resina se endurezca. Aparte del diferente tipo de secado, las uñas de gel se diferencian de las acrílicas porque no requieren limado, ya que se colocan ya acabadas con la forma y el color definitivo. Además, el gel es inodoro, mientras que el líquido que se usa para esculpir las uñas acrílicas desprende vapores con un característico olor intenso.

unas-de-gel-o-acrilicas

Pero ¿qué debo valorar para ponerme uñas de gel o acrílicas?

Los resultados entre acrílico y gel son similares. Ambos alargan uñas cortas y las endurecen, además de alargar y afinar los dedos. Tanto el uno como el otro permiten hacer diseños en las uñas con colocación de purpurinas, entre otros. Por otro lado, ambos son difíciles de aplicar en casa, y requieren el conocimiento experto y el material adecuado de un profesional.

Por una parte, aplicar el acrílico implica la emisión de vapores de olor intenso que en casa pueden ser especialmente molestos. Por la otra, esculpir uñas con gel requiere lámparas de luz ultravioleta que no están al alcance de cualquiera. Ambos tienen pros y contras que pueden ayudar a tomar una decisión.

Pros de las uñas acrilicas

  • Son muy resistentes, sobre todo si las aplica un profesional. Duran varias semanas.
  • Por su dureza, son adecuadas para uñas mordidas en los casos en los que las mujeres quieren quitarse esa costumbre. Se pueden aplicar hasta en uñas extremadamente cortas.
  • En el caso de que se rompa una uña, el acrílico es fácil de limar en casa hasta que puedas volver a ir a tu esteticien.
  • Son fáciles de extraer si lo hace un profesional, remojando las uñas y luego limando hasta extraer todo el material de la uña.
Contras de las uñas acrilicas

  • Si no se cuidan adecuadamente, pueden dañar las uñas y ese daño puede ser caldo de cultivo de hongos y bacterias. Consulta con tu esteticien los cuidados que requieren.
  • Resultan menos naturales a la vista que las uñas de gel, sobre todo si no las aplica un profesional que sepa limarlas bien finas y darles la forma adecuada.
Pros de las uñas de gel

  • Su apariencia resulta más natural que la de las uñas acrílicas, con un acabado más brillante.
  • El tiempo de secado es más rápido que en el acrílico.
  • La aplicación de las uñas de gel implica menos vapores que la de las uñas acrílicas, por lo que se considera una opción más ecológica y segura.
Contras de las uñas de gel

  • No duran lo mismo que las uñas acrílicas, a pesar de que tienden a costar más dinero.
  • Si se rompen, la rotura no acostumbra a ser limpia, sino que suelen quebrarse, de manera que raramente podrás arreglar una uña rota en casa: tendrás que pedir hora a tu esteticien para lo antes posible.
  • No son adecuadas para uñas muy mordidas, ya que no se sujetan sobre una base pequeña.

uñas mordidas

Consejos para elegir entre uñas de gel o acrílicas

Valora tu caso. Si tienes las uñas mordidas o muy cortas el acrílico es una buena solución, así como lo puede ser si haces muchos trabajos manuales y necesitas una manicura muy resistente. Si tienes las uñas en buen estado y no haces actividades que puedan romper tus uñas fácilmente y lo que buscas es una solución para llevar las uñas impecables y de aspecto absolutamente natural, el gel es una buena alternativa. Lo más recomendable es que lo consultes con un esteticien de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *